Sabemos que para ti, tu perro es uno más de la familia. Y a la hora de viajar no podía ser menos. Porque unas vacaciones al lado de tu mejor amigos siempre son más grandes.

Pero una vez elegido el destino, si tienes que viajar en avión, seguramente te hagas preguntas del estilo “¿Cómo viajar con un perro en avión?”, o “¿Puedo viajar con mi perro en avión?”. No te preocupes, en WeePets te contamos todo lo que necesitas saber para viajar con tu perro en el avión.

¿Cómo viajar con perros en avión?

4 consejos sobre cómo viajar con un perro en avión

Antes de subirte al avión, o incluso antes de comprar tu billete, debes conocer una serie de puntos importantes. Porque viajar con tu perro en avión, aunque no te lo parezca, tiene su miga.

Para empezar, te recomendamos que te lo tomes con antelación, porque hay algo de papeleo, sobre todo si viajas fuera de Europa. Además, por si no lo sabes, en cada vuelo solo pueden ir dos perros en cabina, por lo que si piensas, y puedes, llevarlo contigo, ten esto en cuenta.

Después elige bien la compañía con la que vuelas, porque no todas aceptan perros, el transportín, la documentación necesaria y un largo etcétera de detalles que deberás tener en cuenta. Así que si no quieres olvidarte de nada, pon atención a nuestros consejos.

 

 

Asegúrate que la aerolínea permite viajar con perros

Sí, en pleno siglo XXI no todas las compañías permiten viajar con perros. Y no estamos hablando de llevarlos en cabina, sino que tampoco permiten que viajen en bodega. Conocer bien la política de las aerolíneas respecto a viajar con perros, porque las cosas cambian bastante.

Las compañías de bajo coste, como Ryanair, Easy Jet o Wizzair, no admiten ningún tipo de animal, ni en cabina ni en bodega.

Mientras, la mayoría de compañías permiten que los perros puedan viajar tanto en cabina como en bodega, dependerá del tamaño de tu perro. Así, aerolíneas como Iberia, Alitalia, Air France, KLM, SAS, Swiss Air, Brussels Airlines, Aireuropa, Lufthansa o Norwegian, aceptan que tu perro viaje en cabina o en bodega. Mientras que con Vueling solo podrá viajar en cabina y con British Airways solo podrá hacerlo en bodega.

Cada una de ellas tiene unas dimensiones y peso máximo del transportín, y aplican distintas tarifas en función del trayecto que realices. La mayoría va de los 40€ para los vuelos nacionales hasta los 380€ en los vuelos de larga distancia.

Antes de lanzarte a comprar el billete, si tienes dudas, llama a la compañía aérea o consúltales a través de Twitter. Ellos podrán darte todos los detalles e indicarte a la perfección su política y cómo comprar tu billete.

 

Solicita la documentación

Para viajar todos necesitamos tener la documentación en regla. Y tu perro no es menos. Deberás tener todos sus documentos actualizados, en orden y preparados para embarcar con él.

 

Pasaporte para animales de compañía.

Este pasaporte te lo dará tu veterinario. Seguramente ya lo tienes, porque se suele expedir cuando le pones el chip. Si aún no está en tu poder, pídeselo. En él se refleja el historial médico del animal, tales como las vacunas que ha recibido o los tratamientos de desparasitación. Es imprescindible para poder viajar con tu perro dentro de la Unión Europea.

 

Otros documentos.

Fuera de la Unión Europea cada país tiene su propia regulación, y las exigencias cambian de uno a otro. Antes de iniciar tu viaje, consulta con la embajada en España del país al que vayas, ellos podrán informarte. Por ejemplo, para viajar a Estados Unidos necesitas un certificado de tu veterinario y otro del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En otros países, exigen que el perro pase una cuarentena antes de entrar, por lo que si es el caso, a lo mejor no te compensa viajar de vacaciones con él. Infórmate bien y toma la decisión que creas correcta.

 

Elige un transportín cómodo

Tu perro va a pasar al menos un par de horas en el avión (en el mejor de los casos), así que asegúrate que esté cómodo. Aquí debes de tener en cuenta dos cosas. Por un lado, garantizar que tu perro viaje con la máxima comodidad, y por otro, cumplir con las exigencias de tu compañía aérea en lo que se refiere a dimensiones máximas del transportín.

También debes de tener en cuenta el peso del transportín, ya que, junto al peso del perro y su raza, determinará si viaja contigo en cabina, o por el contrario debes “facturarlo” y hacer que viaje en bodega. Hay ciertas razas con problemas respiratorios, a las que las aerolíneas no permiten viajar en bodega. Consúltalo.

Una vez hayas elegido el transportín, haz que se familiarice con él. Cuando el perro esté tranquilo, introdúcelo unos 5 minutos al día para que sepa que es un lugar tranquilo, en el que no suceden cosas raras. Es mejor que se acostumbre poco a poco, porque no es el mejor lugar del mundo para estar.

 

Ayuno de al menos dos horas antes de volar

Si no quieres que tu perro haga de su transportín una zona de guerra, te recomendamos que no le des mucha comida antes de subir al avión. De hecho, muchas compañías recomiendan que durante dos horas previas al despegue se haga ayuno. Y es que a bordo no podrás mover a tu perro del transportín.

Otro truco para que viajen más tranquilos es cansarlos un poco antes del despegue. Pégale un buen paseo antes de ir al aeropuerto, con un poco de suerte se pegará una siesta durante todo el trayecto.

¿Cómo ir en avión con perro?

¿Es obligatorio un seguro para perros?

Depende a dónde viajes, el seguro para perros puede ser obligatorio o no. Por ejemplo, si lo haces dentro de España, consulta la normativa de cada comunidad y cada ayuntamiento, porque varían las exigencias. De todas formas, si es una raza potencialmente peligrosa, con toda seguridad vas a necesitar tu seguro para perros peligrosos. Si viajas al extranjero, consulta las condiciones del país de visita y las del seguro que contrates. A veces están limitados al territorio español, o europeo.

De todas formas, nunca está de más tener un seguro, aunque no viajes. Sobre todo, un seguro que cubra al menos la Responsabilidad Civil. En WeePets encontrarás tu seguro para perros más completo, transparente y fácil de contratar. En un clic y respondiendo un par de preguntas tu perro estará asegurado al momento. ¡Calcula tu seguro para perros!